En 1956 el Centenario Hospital Miguel Hidalgo (CHMH) inició la atención a la población pediátrica y tras muchos esfuerzos se logró incorporar cuarenta camas. Los resultados de la atención alentaron a tener más camas, siempre hubo pacientes que requerían de mayores cuidados. Fue hasta el año 1990 que se inició la atención de enfermos con cardiopatías congénitas, pero que eran cuidados en el área de adultos. Algunos pacientes fueron trasladados a otros centros hospitalarios con mayor infraestructura hospitalaria. En 1995 en forma conjunta con la UAA se inició la especialidad de Pediatría y 1997 se genera un cambio acelerado que renovó la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos (UCIP). Esta unidad fue sostenida por personal profesional de competencia en la Subespecialidad de los cuidados intensivos pediátricos conformando un equipo laboral eficaz con alto potencial de mejora. En la trayectoria de los últimos veinte años fue mejorando la capacidad resolutiva de la UCIP, que estando integrada con la Especialidad de Pediatría.

En el 2013 la Especialidad de Pediatría inicia el proceso de rediseño curricular al Plan de Estudios con el fin de conseguir el reconocimiento del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT), mediante el Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC). El antecedente deja huella entre los pediatras involucrados y por consiguiente en la Subespecialidad de Medicina del Enfermo Pediátrico en Estado Crítico, que busca el reconocimiento de la calidad de su Plan de Estudios.

El rediseño curricular que se realizó fue el primero desde 2008, año en que se diseñó la Subespecialidad. Los propósitos de esta labor, fueron integrar: los avances tecnológicos en el área de la medicina crítica, que crecen exponencialmente; los nuevos descubrimientos científicos y técnicas de exploración diagnóstica; necesidades actuales de la sociedad; las características administrativas del CHMH. Las recomendaciones de integrar el saber hacer y el hacer bien en experiencias cotidianas íntimamente ligadas a las tareas de asistencia médica, que se indican en el Plan Único de Especialidades Médicas (PUEM), elaborado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); por último, los criterios establecidos por el CONACyT para ingresar al PNPC.

Lo anterior se logró, a partir de los trabajos realizados por el Comité curricular y las asesorías del Departamento de Apoyo al Posgrado de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA).

El rediseño curricular consideró la misión, visión y metas de la subespecialidad a partir de la fundamentación socio-profesional, académica y de la alineación con los Planes de Desarrollo Estatales y Federales. Además, se estableció un objetivo general y algunos particulares, que junto con la descripción del perfil de ingreso y egreso, se aseguraron la coherencia de la formación con la fundamentación. Sin embargo, el mejor reflejo de la congruencia entre las necesidades y la formación de los médicos pediatras del enfermo en estado crítico, se dio en la estructura curricular y descripción de las materias. Así mismo se describieron: los criterios de selección y admisión, el proceso de enseñanza y aprendizaje, los requisitos de obtención de grado, y el tipo de aprobación al Honorable Consejo Universitario (máxima instancia de la universidad).

En el rediseño curricular es necesario resaltar tres apartados que resaltan por la importancia que tuvieron: las estrategias de operación, ya que por medio del apartado se describe con detalle la manera en que se implementara el Plan de Estudios; los cuadros de equivalencias por la exposición que se realiza a los cambios entre el Plan de Estudios 2008 y el (nuevo) Plan de Estudios 2018; las Líneas de Generación y Aplicación del Conocimiento (LGAC) porque son el reflejo de los trabajos que realizan los médicos-docentes del Núcleo Académico Básico (NAB).

Por medio del rediseño curricular queda manifestado que se toma el reto de impulsar los esfuerzos para cultivar conocimientos, generar habilidades y fomentar actitudes en los médicos Intensivistas Pediatras y crecer con ellos en las áreas de investigación, labor que ya tiene un paso creciente.